fbpx
Autoconocimiento

El primer paso de la búsqueda de empleo: El autoconocimiento

Todos sabemos que la búsqueda de empleo es una tarea compleja que supone esfuerzo, dedicación y tiempo.

Por ello, es fundamental que el primer paso sea conocerte a ti mismo. Responder a las preguntas: ¿Quién soy? ¿Qué estoy buscando? ¿En qué quiero trabajar? ¿Cuál es mi situación económica actual?… es clave para posteriormente adaptar el CV a la oferta y realizar una entrevista con seguridad.

Empezar a poner currículums en todas las ofertas, sin ninguna adaptación, puede ser una pérdida de tiempo y una gran pérdida de oportunidades.

De esta forma, necesitas hacer una reflexión y que analices sobre ti desde el minuto 0. En este post voy a plantearte una serie de cuestiones, así como una actividad adicional descargable, para que te conozcas más a ti mismo/a.

¡Vamos!

Autoconocimiento en la búsqueda de empleo

En la práctica conocerte a ti mismo quiere decir, reconocer en ti:

  • Las características de tu personalidad y valores
  • Qué aportas en el trabajo o equipos de trabajo
  • Tus puntos fuertes y mejorables
  • Tus preferencias profesionales, intereses y metas
  • Tu experiencia formativa y laboral
  • Tu situación económica actual.

Tener esto en mente en todo el proceso de búsqueda de empleo te hace ser más efectivo y no malgastar esfuerzos.

Podemos definir el autoconocimiento en la búsqueda de empleo, como la percepción clara y con confianza de cuáles son tus puntos fuertes, habilidades, capacidades y motivaciones en el ámbito laboral. Así mismo, la certeza de qué te diferencia y qué valor único puedes aportar tú en una empresa, por el hecho de ser tú. Por tu historial personal y profesional.

 

Pero ¿por qué es tan importante para mí?

La persona que se conoce tienes más probabilidades de obtener un puesto de trabajo, siempre y cuando, adapte su conocimiento a la oferta y aplique estrategias comunicativas en su CV y entrevista (lo aprenderás en los materiales de orientación de Akacenter, módulo 2 y módulo 3).

Esto es así porque, por un lado, quien selecciona lo valora positivamente. Transmites seguridad, claridad y confianza. ¿Quién no quiere tener en la empresa a una persona así? Y eso no implica que seas experto en la labor que vayas a desempeñar, sino que sepas donde estás con rigurosidad y responsabilidad propia.

Por otro lado, quien se conoce, va a adaptar mejor su discurso según la oferta de empleo a la que quiera entrar. Esto genera un relato más claro y creíble en todo lo que comunica. Tanto en el CV como en la entrevista. Sabe qué hace bien y qué se le da genial, sabe lo que valoran las personas de sí mismo, y sabe qué tiene que mejorar.

Esto, no tiene tanto que ver con tu experiencia o formación, sino con tus habilidades personales (muy pocos tienen este conocimiento personal). Y eso, por tanto, es un valor muy potente y diferenciador para que se decanten por ti.

 

Vamos con las actividades.

Te invito a que te descargues este artículo de 2 ejercicios adicionales.

El primero: para que identifiques cualidades en ti.

El segundo: para que realices un DAFO de tu situación actual.

Posteriormente, realiza estas preguntas:

Experiencia: ¿De qué quiero trabajar? ¿Cuál ha sido mi experiencia hasta ahora? ¿Qué me ha gustado más? ¿En qué funciones o puestos me desenvuelvo mejor? ¿He trabajado en un sector en particular o varios? En caso de tener varias experiencias en diferentes puestos o sectores ¿Qué destaco de ellos para el puesto o empresa al que envío el CV?

Formación: ¿Qué formación tengo? ¿Cuál es más relevante para la oferta? ¿Tengo formación complementaria de valor?

Habilidades: ¿Qué habilidades me definen? ¿Qué habilidades destacan de mi otras personas o compañeros de trabajo? ¿Qué tal voy en organización, trabajo en equipo, compañerismo, etc.? ¿Cómo soy trabajando?

Logros: No hay que pensar en premios o grandes recompensas. Se trata de identificar desafíos importantes que hayamos resuelto, por ejemplo. ¿Qué desafíos he resuelto en mi vida personal/profesional? ¿He conseguido reinventarme después de trabajar en otro sector? ¿He creado un negocio? ¿He sido valorado por mis anteriores jefes o responsables?

Historia personal: ¿Qué experiencias has vivido que quieras destacar? ¿Crees que aportan valor al puesto que vas a desempeñar? ¿Has viajado? ¿Qué te hace único?

 

¡Estupendo! Ahora ya te conoces mejor a ti mismo y/o tienes más claridad sobre ti. Acabas de realizar el paso previo para una búsqueda de empleo eficiente y efectiva.

Recuerda seguir las recomendaciones de nuestros psicólogos y orientadores para optimizar tu caso individual.

Nos vemos en el siguiente post.

Un abrazo.

Iván Hernández, Psicólogo y orientador laboral, especialista en marketing.

En representación del equipo de orientadores de Akacenter.

 

2 comentarios en “El primer paso de la búsqueda de empleo: El autoconocimiento”

  1. Francisco Javier Ballesteros Maldonado

    He encontrado muy interesante el artículo, conocía el método DAFO, del módulo EIE, empresa iniciativa emprendedora, pero no aplicado, al perfil personal para la búsqueda de empleo. Me ha resultado muy útil. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba