fbpx

La FP está en alza.

En el año 2020 las personas con una titulación de grado superior o medio de Formación Profesional (FP)  fueron las más demandadas por las empresas según un estudio realizado por Adecco . Este informe  señala que el 41,3% de las ofertas de trabajo de 2020 solicitaron que el aspirante tuviese una FP. De esta forma, las FP superan a los estudios universitarios (cuya demanda fue del 33,7%) como la formación más requerida por las compañías.

Pese a ello, si nos comparamos con la UE, aún estamos lejos la media del  26% de tasa de  escolarización en FP  de grado medio , pues en España nos situamos en el 12%.

Con el fin aumentar el atractivo y potencial de la FP se avecinan cambios  con la aprobación del  anteproyecto de Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación profesional, publicada el 15 de junio de 2021. Este anteproyecto se encuadra dentro del Plan de Modernización de la Formación Profesional de 2020 y busca construir un sistema único de formación profesional, que acompañe a las personas desde el sistema educativo y durante toda su vida laboral.

Con esta nueva ley la FP se estructura en cinco grados ascendientes A,B,C, D y E que agrupan toda la oferta formativa según los estándares de competencia profesional:

  1. Grado A: Acreditación Parcial de Competencias
  2. Grado B: Certificado de Competencia Profesional (a través de una formación específica o convalidando varios títulos de Grado A)
  3. Grado C: Certificado Profesional (equiparable a varios módulos profesionales)
  4. Grado D: Ciclos Formativos (Grados Básicos, Grados Medios y Grados Superiores)
  5. Grado E: Cursos de especialización (título de especialista y Máster para FP)

 La nueva ley de FP recoge tanto a estudiantes como a trabajadores que quieran convalidar sus competencias profesionales e incluye la novedad de los cursos de especialización.

Otro aspecto de mejora son las prácticas, pues aumentan  el número de horas con la nueva Formación Profesional Dual.   La nueva normativa  persigue que los grados C (certificados de profesionalidad), D (ciclos formativos) y E (cursos de especialización) posean carácter dual, con el fin de que los estudiantes puedan tener más contacto con las empresas y más experiencia. Se definen 2 nuevas formas de FP Dual:

  • Formación Profesional Dual General. Requiere una estancia en la empresa de entre el 25% y el 35% de la duración total de la formación, y el compromiso de la empresa de asumir hasta un 20% de los resultados de aprendizaje del currículo. Se distribuirá a lo largo de todos los cursos y no tendrá carácter laboral.
  • Formación Profesional Dual Avanzada o en Alternancia. La estancia en la empresa deberá ocupar entre el 35% y el 50% de la duración de la formación, y estos asumen también el 40% de los resultados de aprendizaje. Aquí se establece una relación contractual para el tiempo de estancia en la empresa.

Por último se estima que haya un gran aumento de plazas en FP para los próximos años sabiendo que la empleabilidad de los estudiantes de FP es bastante alta pues es una formación muy valorada por el tejido empresarial.

Con esta nueva ley se ponen los primeros pasos para un modelo flexible y moderno que pretende acabar con la sangría del desempleo juvenil.

Néstor Cruz del Rosario

Desarrollo de Negocio

 

Ir arriba