Metodologías activas para el aprendizaje

Son las 9 de la mañana y en la clase de  un curso online sobre docencia se  lleva impartiendo  media hora teoría sobre una  nueva legislación y el alumnado  al otro lado de la pantalla siente la tentación de  empezar a mandar memes por whatsapp, ir una web de noticias o simplemente dejarse atrapar por el sueño mañanero.

Desde luego esta metodología no parece la más acertada para captar la atención del alumnado a primera hora de la mañana y más aún tratándose de un curso de docencia.

Las clases magistrales por sí solas no nos sirven y estamos dando paso  a nuevas metodologías en donde los alumnos adquieren un papel más activo y protagonista en el aprendizaje. 

¿ Qué objetivos persiguen las metodologías activas?

  • Promover   un mayor compromiso del estudiante
  • Convertir al estudiante en responsable de su propio aprendizaje.
  • Posibilitar que el alumnado pueda desarrollar competencias generales como son la autonomía, trabajo en equipo y capacidad analítica.

Pero  ¿ cuáles son algunas de las metodologías activas que podemos utilizar?

  • Aprendizaje cooperativo:  este método utiliza el trabajo conjunto de los miembros de pequeños grupos de estudiantes para maximizar el aprendizaje. Toda la actividad a realizar está planificada por el docente y el alumnado la realiza de forma colectiva e interdependiente. Además de generar mayor motivación, permite el desarrollo de competencias interpersonales y de trabajo en equipo.
  • Flipped classroom: o también conocido como clase invertida, consiste en dar la lección fuera del aula de modo virtual en primer lugar y la resolución de dudas y el trabajo práctico se hace con el docente en clase.  Ello nos permite centrarnos en las actividades más prácticas y dinámicas en la clase presencial e interactuar más con nuestro alumnado.
  • Método del caso:  Se basa en la descripción de una situación real que normalmente está asociada a una decisión,desafío, una oportunidad o un problema afrontado por una persona o conjunto de ellas en una organización o entorno concreto. Se suelen plantear problemas divergentes, que no tienen una única solución. Permite mejorar el pensamiento crítico y analítico y estimula el interés por un tema.
  • Aprendizaje basado en proyectos:  Utiliza situaciones reales de la vida cotidiana en donde el alumnado desarrolla el papel principal. Todo el proyecto debe estar definido y estructurado y sigue unos pasos.

Estas son algunas de las metodologías activas que podemos emplear para que el aprendizaje sea enriquecedor y deje huella en el alumnado. 

El modelo de clase en donde el alumnado escuchaba atentamente al docente, está dando paso a nuevas metodologías en donde los estudiantes toman parte activamente del aprendizaje. 

Néstor Cruz del Rosario 

Desarrollo de negocio

 

Ir arriba