fbpx

Mercado oculto de trabajo

¿Sabías que el 80% de las ofertas de empleo no se encuentran publicadas en ningún portal de búsqueda de empleo?

Eso es lo que llamamos el “Mercado oculto de empleo”, vacantes que se cubren sin llegar a publicar esos puestos de trabajo como ofertas de empleo. ¿Cómo es posible? Te preguntarás, pues no te pierdas este artículo en el que te contamos las claves para acceder a ese mercado oculto de trabajo!

Cuando te encuentras en búsqueda activa de empleo el primer paso es elaborar un buen currículum, quizás hayas escrito también cartas de presentación a las empresas, lo más probable es que hayas cumplimentado tu perfil  profesional en varios portales de empleo o enviado tu candidatura a ofertas que hayas visto publicada en diferentes canales. Con esas acciones, hay estudios que indican que se está accediendo entre el 20 y el 25 % de las ofertas de empleo reales disponibles. Si quieres alcanzar el otro 80 % restante toma nota:

  1. Trabaja tu networking. Esto es, tu red de contactos, personas que conoces y que te pueden acercar a una oferta laboral. Hazle saber a tu entorno que te encuentras en búsqueda activa de empleo, infórmales del perfil que tienes y el puesto que podrías ocupar. Ve contactando poco a poco con personas CLAVE, profesores/as que hayas tenido, contactos de empresas para las que hayas trabajado, antiguos compañeros/as de trabajo o de formación. Muchas veces pasan oportunidades en nuestro entorno cercano y cuando nos enteramos es tarde. No pierdas esta oportunidad!
  2. Redes Sociales profesionales. Las redes sociales son hoy en día, la ventana al mundo que todos miramos. Tanto en Facebook como en Twitter se publican muchas ofertas de empleo, utilizando los hashtags clave relacionados con tus preferencias puedes monitorizar estas ofertas. Invierte el tiempo que dediques a las redes sociales en tí. Pero la red social a nivel laboral por excelencia es Linkedin. En esta red social encontrarás un entramado de contactos profesionales que difícilmente te podrá ofrecer otros entornos. Te proponemos 10 minutos de Linkedin diarios, si no tienes cuenta, créala y llénala de contenido sobre tí. Participa en grupos de interés, sigue a personas referentes de tu sector, comparte información de calidad para tu perfil profesional, créate una marca profesional mediante esa red. ¡No te imaginas la cantidad de oportunidades que genera Linkedin!
  3. Autocandidatura. Busca las empresas en las que te interese trabajar, investiga sobre ellas, ¿qué personas componen el Dpto. de RRHH? Busca a esas personas en Linkedin y síguelas, interactúa con ellas en el canal virtual y cuando tengas una oportunidad de enviarles tu candidatura puedes consultarles qué vía es la mejor para ofrecer tus servicios a la empresa.
  4. Consultorías especializadas, ETT y Headhunters. Estos últimos perfiles trabajan muchas veces en modo oculto, es decir, no publican las ofertas de empleo por diferentes motivos. Por ejemplo, no interesa que la competencia sepa que se está buscando un determinado perfil. Quizás se quiera sustituir a una persona y no es conveniente hacer esta información pública. O puede ser que haya una estrategia de abaratamiento de costes. En estos casos, las empresas que se dedican de forma profesional a la selección de personas, tienen bases de datos en las que puedes inscribirte y aparecer como disponible ante ofertas de trabajo. No pierdas la oportunidad de estar registrados en esas bases de datos.

Sabemos lo laborioso que resulta encontrar trabajo, pero no te desanimes, con el interés que estás mostrando esa oportunidad va a llegar. Te deseamos la mejor de las suertes!

Néstor Cruz del Rosario

Desarrollo de negocio.

Ir arriba